Bodega

La elaboración del vino se lleva a cabo en el sótano de la casa de campo de la familia Kieninger. Los depósitos para la fermentación son de acero inoxidable de alta calidad con una capacidad máxima de mil litros.

La elaboración se realiza siguiendo el estilo tradicional que respeta las características naturales de fermentación de la uva. Sustancias químicas adicionales se evitarán a lo largo del proceso.

La crianza tiene lugar en barricas de roble de alta calidad durante un periodo de entre seis y veinte meses. Este proceso de maduración se lleva a cabo en una Bodega embovedada en piedra y bajo tierra.